Bajo el lema “¡Ahora es cuando, para luego es tarde! Dejemos germinar nuestra semilla contra el hambre” diversas organizaciones campesinas, de consumidores, ambientalistas, de derechos humanos, intelectuales, artistas y estudiantes integrados en la Campaña Nacional Sin Maíz no hay País y en el colectivo Carnaval del Maíz conmemoraron por quinto año consecutivo el Día Nacional de Maíz, el 29 de septiembre de 2013.

Dichas organizaciones exigen al Estado que, con base en la obligaciones que le impone la Constitución Política de México, se preserven nuestros alimentos elaborados a base de maíz, con semillas nativas, bajo el sistema de la milpa. En conferencia de prensa, representantes de estos colectivos expresaron que han impulsado este día con la finalidad de celebrar y defender nuestro maíz y la biodiversidad que se genera en la milpa, frente a las intentos de grandes capitales transnacionales de apropiarse y arrebatarnos esta planta fundadora de nuestra historia.

Por siglos, gracias a la milpa y a los pueblos que la siembran, las y los mexicanos hemos gozado de una buena alimentación. Ahora el campo agoniza, no por causa de sus campesinas y campesinos, sino porque los poderosos les despojan de todo incentivo y posibilidad de seguir sembrando su tierra, y los condenan a migrar en las peores condiciones. Por ello, los integrantes de organizaciones campesinas, productoras, ambientalistas, académicas, de derechos humanos y de consumidores y jóvenes, hicieron un llamado al pueblo de México a hacer milpa, convencidos que éste es el momento de actuar, y que después será demasiado tarde.

La Campaña Nacional Sin Maíz no hay País y el colectivo Carnaval del Maíz buscan llevar el mensaje de la urgencia por reactivar al campo mexicano en su producción y comercialización de alimentos, reconocer a las y los campesinos mexicanos que alimentan al país, generar conciencia entre los consumidores, y exigir la implementación de políticas agroalimentarias acordes a los derechos humanos, el medio ambiente, la biodiversidad y la salud de todas las personas. Las organizaciones sociales exigieron al Estado que, con base en la obligaciones que le impone la Constitución Política de México, se destinen todos los recursos posibles, y generen las condiciones necesarias para preservar nuestros alimentos elaborados a base de maíz, por campesinos y con semillas nativas.

 Asimismo comunicaron ampliamente que “Este Día del Maíz, es una invitación para que todos y todas nos sumemos a la protección de nuestro maíz nativo, recordando que es la herencia que nos han dejado nuestros ancestros, el regalo de nuestra tierra para el mundo y uno de los sustentos económicos y culturales de nuestro país. Ahora es cuando, invitamos a los frentes, redes, plataformas, organizaciones, colectivos, grupos, asambleas, movimientos, mujeres y hombres en busca de la construcción de una vida justa y digna; para que sembrando esperanzas, entretejiendo esfuerzos -ante el abandono del campo mexicano y las amenazas de los transgénicos para la gran diversidad de maíces nativos- evitemos que sea demasiado tarde. Invitamos a alimentarnos del campo y de lo que las familias campesinas en él producen; invitamos a compartir alimentos con nuestros hermanos y hermanas, pues es signo de vida, de comunidad y de fortalecimiento de las luchas. Necesitamos reactivar el campo y al campesinado plenamente en una Cruzada no contra el hambre, sino por una alimentación digna, sana y suficiente. Ahora es tiempo de alimentarnos de forma comunitaria, respetuosos de la naturaleza, y evitando en todo momento la imposición del mal comer.”

 Los voceros señalaron que se han reportado eventos de celebración en diversas entidades del país, dentro de las que destacan, Morelos, Estado de México, Colima, Tlaxcala, Guanajuato, Chiapas, Puebla, Oaxca, Guerrero, incluso en California EU. En el Distrito Federal la cita es las 11:00 am en el Monumento a la Madre, ubicado a unos pasos de la parada del metrobus Reforma, donde se hará una Caminata Carnavalezca con un performance de la Milpa y Quetzalcóatl al Monumento a la Revolución para compartir alimentos basados en maíz.

La comisión organizadora del evento en la Ciudad de México denunció que: “A pesar de los esfuerzos para que esta celebración fuera como desde hace 5 años en el Zócalo, nos encontramos con que uno de los principales espacios públicos en la ciudad de México, en el cual transitan miles de personas al año, se ha visto bloqueado por policías federales y granaderos del Distrito Federal desde hace aproximadamente dos semanas, agudizando las violaciones sistemáticas de nuestras garantías individuales al libre tránsito, como nuestro derecho de libre manifestación, la cual se enmarca como un evento cultural que año con año se realiza conmemorando al maíz”.