Con información de Proceso, una nota de Isaín Mandujano.

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 07 de octubre (apro).- Indígenas tzotziles del pueblo de Mitzitón, ubicado a 12 kilómetros de San Cristóbal de Las Casas, acordaron crear la primera Policía Comunitaria y Ecológica en Chiapas para proteger unas mil 600 hectáreas de bosques que están siendo saqueadas por un grupo al que identificaron como “Los Camarones”.

Tras realizar una asamblea ejidal en la plaza central de Mitzitón, los indígenas de este poblado integrado aproximadamente por 300 familias acordaron aceptar el retorno e integración de unas 40 familias indígenas evangélicas que permanecieron desplazadas por 14 años.

En contraste, los indígenas de Mitzitón acordaron desconocer los derechos agrarios de 23 familias que “talan árboles de manera ilegal para hacer negocio”, encabezadas Carmen Díaz López, Gregorio Gómez Jiménez y Francisco Gómez Díaz, a quienes el gobierno del estado les otorgó hace dos años recursos económicos para su reubicación en el vecino municipio de Teopisca.

Al tomar la palabra, varios habitantes dijeron que este grupo aceptó su reubicación y ya están construidas sus viviendas con el dinero que les dio el pasado gobierno estatal, por lo que “deben de dejar el ejido”.

Denunciaron que el grupo de “Los Camaraones”, liderados por Carmen Díaz López, Gregorio Gómez Jiménez y Francisco Gómez Díaz se ha dedicado a la tala ilegal de madera en la región, misma que venden en San Cristóbal de Las Casas y Comitán, donde es mezclada con madera legal y es llevada a otros estados del país.

Indicaron que “el gobierno nada ha hecho para evitar la tala ilegal de madera que desde 2009 vienen realizando ‘Los Camarones’, a pesar de las denuncias presentadas ante el agente del Ministerio Público”. Por el contrario, los miembros de este grupo han sido interceptados talando madera junto a militares.

Por lo anterior, en dicha asamblea acordaron declarar sus bosques como Reserva Ecológica Indígena del Pueblo Tzotzil de Mitzitón, que comprende unos mil 600 hectáreas de bosques de mil 813 hectáreas de tierras que tienen en posesión.

Tras esa declaración, acordaron crear la primera Policía Comunitaria Ecológica en Chiapas, mediante la cual se crearán grupos de 20 personas armadas con machetes, que serán relevados cada 24 horas, vigilarán el área de la reserva ecológica del pueblo de Mitzitón, en la cual se colocarán letreros para advertir que quien derribe árboles será sancionado por la comunidad.

Los indígenas advirtieron que “Los Camarones” y todos su integrantes, unas 23 familias, tienen tres días para dejar ese poblado o de lo contrario serán desalojados por la fuerza, por lo que pidieron al gobierno estatal intervenir antes de que ocurra una tragedia.

Señalaron que el miércoles 9 a más tardar ya no deben estar en Mitzitón Los Camarones y sus miembros, quienes “han desestabilizado” la vida comunitaria “con sus acciones delincuenciales”.

El acta está firmada por el presidente del comisariado ejidal Diego Jiménez Díaz y el presidente del Consejo de vigilancia, Pedro Díaz Heredia, así como todos los que integran esas dos autoridades de Mitzitón.

Las tierras y el pueblo de Mitzitón colindan con la 31 Zona Militar, ubicada en Rancho Nuevo. En la asamblea estuvo presente como observador de los acuerdos el secretario ejecutivo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH, Diego Cadenas Gordillo, quien dijo que propondrá al organismo medidas cautelares para que eviten enfrentamientos en la zona.

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 07 de octubre (apro).- Indígenas tzotziles del pueblo de Mitzitón, ubicado  a 12 kilómetros de San Cristóbal de Las Casas, acordaron crear la primera Policía Comunitaria y Ecológica en Chiapas para proteger unas mil 600 hectáreas de bosques que están siendo saqueadas por un grupo al que identificaron como “Los Camarones”.

Tras realizar una asamblea ejidal en la plaza central de Mitzitón, los indígenas de este poblado integrado aproximadamente por 300 familias acordaron aceptar el retorno e integración de unas 40 familias indígenas evangélicas que permanecieron desplazadas por 14 años.

En contraste, los indígenas de Mitzitón acordaron desconocer los derechos agrarios de 23 familias que “talan árboles de manera ilegal para hacer negocio”, encabezadas Carmen Díaz López, Gregorio Gómez Jiménez y Francisco Gómez Díaz, a quienes el gobierno del estado les otorgó hace dos años recursos económicos para su reubicación en el vecino municipio de Teopisca.

Al tomar la palabra, varios habitantes dijeron que este grupo aceptó su reubicación y ya están construidas sus viviendas con el dinero que les dio el pasado gobierno estatal, por lo que “deben de dejar el ejido”.

Denunciaron que el grupo de “Los Camaraones”, liderados por Carmen Díaz López, Gregorio Gómez Jiménez y Francisco Gómez Díaz se ha dedicado a la tala ilegal de madera en la región, misma que venden en San Cristóbal de Las Casas y Comitán, donde es mezclada con madera legal y es llevada a otros estados del país.

Indicaron que “el gobierno nada ha hecho para evitar la tala ilegal de madera que desde 2009 vienen realizando ‘Los Camarones’, a pesar de las denuncias presentadas ante el agente del Ministerio Público”. Por el contrario, los miembros de este grupo han sido interceptados talando madera junto a militares.

Por lo anterior,  en dicha asamblea acordaron declarar sus bosques como Reserva Ecológica Indígena del Pueblo Tzotzil de Mitzitón, que comprende unos mil 600 hectáreas de bosques de mil 813 hectáreas de tierras que tienen en posesión.

Tras esa declaración, acordaron crear la primera Policía Comunitaria Ecológica en Chiapas, mediante la cual  se crearán grupos de 20 personas armadas con machetes, que serán relevados cada 24 horas, vigilarán el área de la reserva ecológica del pueblo de Mitzitón, en la cual se colocarán letreros para advertir que quien derribe árboles será sancionado por la comunidad.

Los indígenas advirtieron que “Los Camarones” y todos su integrantes, unas 23 familias, tienen tres días para dejar ese poblado o de lo contrario serán desalojados por la fuerza, por lo que pidieron al gobierno estatal intervenir antes de que ocurra una tragedia.

Señalaron que el miércoles 9 a más tardar ya no deben estar en Mitzitón Los Camarones y sus miembros, quienes “han desestabilizado” la vida comunitaria “con sus acciones delincuenciales”.

El acta está firmada por el presidente del comisariado ejidal Diego Jiménez Díaz y el presidente del Consejo de vigilancia, Pedro Díaz Heredia, así como todos los que integran esas dos autoridades de Mitzitón.

Las tierras y el pueblo de Mitzitón colindan con la 31 Zona Militar, ubicada en Rancho Nuevo. En la asamblea estuvo presente como observador de los acuerdos el secretario ejecutivo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH,  Diego Cadenas Gordillo, quien dijo que propondrá al organismo medidas cautelares para que eviten enfrentamientos en la zona.

Comparte