Es importante recordar las situaciones y costumbres que nos dan identidad. En este enlace de encontrarás el testimonio de Don Bulmaro Ventura sobre cómo se distraían los niños en su pueblo, Villa Hidalgo Yalalag, en la década de los 50.

El jaripeo, el trompo y el papalote.