Con información de Genero Bautista

México reconoce insuficiencias en la aplicación y pide asesoría de la ONU

Palacio de las Naciones, Ginebra. De manera autocrítica, gobiernos de distintos puntos del Planeta, reconocieron aquí, que sus países están muy lejos de cumplir con la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

En el marco de la Sexta Sesión del Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), México, Australia, Guatemala, Perú, Japón, Estados Unidos, Canadá, Australia, Indonesia, Burundi, aceptaron insuficiencias, pero mostraron su voluntad para que este instrumento sea acatado en sus países.

Francisco Javier Cedillo Tecayehuatl, Director General de Asuntos Jurídicos de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, afirmó que “es importante reconocer que falta mucho por hacer y que tanto los estados como los pueblos indígenas debemos avanzar en conjunto mediante la realización de acciones concretas que permitan hacer efectivos los derechos contenidos en este instrumento”.

A nombre del gobierno de México, Cedillo Tecayehuatl, declaró: “De cara a los preparativos de la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas de 2014 y la discusión de una Agenda de Desarrollo Post 2015, México agradecería cumplidamente que este Mecanismo de Expertos pudiera orientarnos – mediante la elaboración de un manual u otro tipo de documento -, tanto a estados como a las organizaciones de los pueblos indígenas, en torno a la puesta en práctica de estrategiascreativas para dar cumplimiento a los objetivos de la Declaración”.

“A prácticamente seis años de haber sido aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas, México reitera su compromiso con el contenido de esa Declaración de cara a la celebración de la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas de 2014, en la que se espera se adopten medidas concretas para alcanzar sus objetivos y desde ahora trabaja, para garantizar la participación sustantiva de los pueblos indígenas en la definición de sus contenidos y acuerdos”, se comprometió el funcionario.

El Director General de Asuntos Jurídicos de la CDI, resaltó la voluntad del gobierno federal y puso de ejemplo los compromisos adoptados en el “Pacto por México” para la protección de los derechos de los pueblos indígenas y el fortalecimiento de sus comunidades, destacó el reconocimiento efectivo de éstos como entidades de derecho e interés público, que les permita manejar recursos públicos, realizar la planeación comunitaria de sus proyectos de desarrollo, así como asociarse libremente con otras comunidades o municipios para promover proyectos comunes que impulsen su desarrollo.

Ante centenares de delegaciones gubernamentales e indígenas, hizo referencia de la estrategia en el Plan Nacional de Desarrollo 2013 – 2018, que refiere fomentar el bienestar de los pueblos y comunidades indígenas, fortaleciendo su proceso de desarrollo social y económico, respetando las manifestaciones de su cultura y el ejercicio de sus derechos.

En siete puntos, detalló líneas de acción orientadas a fortalecer la participación de los pueblos y comunidades indígenas de México, en la planeación y gestión de su propio desarrollo, para avanzar y asegurar el pleno ejercicio de sus derechos.

Lo anterior, dijo, en consonancia con la discusión en curso en el seno de las Naciones Unidas sobre una Agenda de Desarrollo Post 2015, en la que los pueblos indígenas están obligados a tener una participación directa en su construcción, como se presentó en el caso de la consulta regional “Realizando el futuro que queremos en América Latina y el Caribe: Hacia una Agenda de Desarrollo Post 2015”, que tuvo verificativo, en la Ciudad de Guadalajara, el pasado mes de abril.

Sin embargo, su optimismo no fue compartido por representantes indígenas, presentes en la sesión del Mecanismo de Expertos.

Marcos Matías Alonso, ex integrante del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU que cada mayo se reúne en Nueva York, puso en duda la participación de los pueblos indígenas en el Pacto por México, debido a que no cuentan con representación en el Consejo Rector de esta instancia.

El líder Náhuatl, afirmo que en tanto no exista una relación entre iguales de los pueblos indígenas con el gobierno de México, los discursos no pasaran de ser simple retórica

Entrevistado después de la participación de la delegación mexicana, el también exdirector del Instituto Nacional Indigenista, enfatizó su queja de no ser aun escuchados por el presidente de México Enrique Pena Nieto, y enfatizo la ausencia de una política de Estado hacia con los pueblos indígenas.

Por su parte, Enrique Victoria Saavedra, de la Agenda Ciudadana por el Desarrollo y la Corresponsabilidad Social, pidió al Mecanismo de Expertos, recomiende al Estado mexicano que en las acciones y decisiones tomadas para la reunión preparatoria sobre la Conferencia Mundial 2014, se garantice la participación plena y efectiva de los pueblos indígenas, dando prioridad a las mujeres y jóvenes.

Victoria Saavedra, señalo que la aplicación de la Declaración de la ONU no ha sido la esperada por los pueblos indígenas, ya que a la hora de legislar muchos Estados simulan reformas progresistas, que en realidad esconden trampas para evitar el pleno goce de estos derechos consagrados en los instrumentos internacionales.

A seis años de la aprobación de la Declaración, considera, el Estado mexicano debe cumplir con sus obligaciones internacionales y armonizar su legislación nacional acorde con esa herramienta que incluye los derechos a la consulta, al consentimiento libre previo e informado, a la autodeterminación así como a operar sus propios medios de comunicación y el desarrollo de sus lenguas, mencionó.

Comparte