Por: Patricia Medina Melgarejo

La interculturalidad activa se refiere a distintos procesos que ha generado en su andar, en el camino recorrido del kkm, por una parte, se establece como una práctica que le imprime presencia al pueblo maya a través de su intervención directa en la educación básica, por otra, su direccionalidad en tanto actividades de enseñanza permite inter-acciones de una cultura y lengua indígena (el maya) en espacios escolares no indígenas, lo que coloca como centro la problemática en torno a diálogos interculturales en la escuela, y en la educación en general, así como la configuración de mecanismos para su materialización.

El Ko’on’ex permite ese diálogo a través de la acción de una interculturalidad activa, lo que conlleva, a su vez, al ejercicio de los derechos lingüísticos; los cuales, más allá de enunciar el acceso a un tipo de educación para la población indígena -una educación inter cultural bilingüe- y el fomento de la interculturalidad, el multilingüismo y el respeto a la diversidad, establece el uso de las lenguas indígenas en los planes y programas de estudio -tanto nacionales, estatales y municipales-, así como la protección, preservación, promoción y desarrollo de las diversas lenguas indígenas nacionales, que incluye la participación de los pueblos y comunidades indígenas del país.

Descargar PDF Interculturalidad activa: Vamos a aprender maya

Comparte