Los migrantes indígenas en la Ciudad de México, han sido un rostro olvidado no sólo por los investigadores y los gobiernos, sino por ellos mismos, pues aunque algunos de ellos ya han conformado grupos, redes y organizaciones sociales, únicamente es para perpetuar la vida comunitaria, pensándose en un allá, en la fiesta, en la música, en la danza y en el folclor, que la permisividad de la ciudad les admite; muy pocos son los que se deciden a saltar las trancas y se resisten a estas camisas de fuerza y realizan el ejercicio imaginativo de ser en el nuevo espacio o en ambos. En el que les dió origen y al que llegaron por distintas circunstancias.

Martha Angélica Olivares comparte sus tesis sistematizando la existencia de la AMI,

Descargar Tesis

Comparte